Pulsa \"Intro\" para buscar

Autoestima baja

febrero 16th, 2012

Mediante su amor, la persona que ama posibilita a quien es amado que manifieste sus potencias. Viktor Frankl. El hombre en busca de sentido.

La idea que cada cual tiene de sí mismo se forma y se reforma a lo largo de toda la vida, en base a todo lo vivido. Ahora bien, las experiencias de los primeros años de vida tienen consecuencias muy duraderas porque constituyen los cimientos de la personalidad. Una criatura que crezca en un ambiente de desinterés, falta de respeto, no digamos violencia, tendrá muchas dudas sobre su propia valía. Lo que percibe es desaprobación, rechazo, castigo… Esas serán las líneas maestras de su autoestima, de su propia autoimagen.

La ausencia de amor impide que la persona desarrolle sus potencias, (predominancia del miedo), o bien que las desarrolle constructivamente (predominancia de la rabia). Aun así, la autoestima puede recuperarse. Hay dos aspectos clave: el amor recibido y la propia acción positiva.

Hemos oído decir muchas veces ‘quiérete tu mismo y te querrán’. Pero eso es ignorar la premisa, ya que con la autoestima baja, uno no encuentra motivos para alegrarse y quererse. No hay nada que refuerce tanto la autoestima como saberse querido, valorado, tenido en cuenta. El amor, el aprecio puede llegar de muchas formas, a través de la amistad, pareja, familia, compañerismo, etc. y todas inyectan energía, todas alimentan.

Desgraciadamente, puede que eso no llegue a ocurrir.

El segundo factor es la propia acción. De la experiencia pasada, recuperar aquello que indudablemente la persona ha demostrado, cualidades, habilidades, valores morales…Se trata de enfocar y destacar -con realismo- los aspectos sanos, lo que está funcionando bien.

En la etapa presente, identificar los temas que absorben la energía, en forma de ansiedad, obsesión, depresión, miedos, etc. Darse cuenta de dónde se detiene la fluidez, ya sea evitando la acción, ya sea repitiendo conductas que no han servido. En definitiva se trata de salir del desánimo desde unas bases realistas.

Pero la acción debe tener sentido, de forma que la experiencia pueda dar algún fruto, lo que cargará las pilas y elevará la autoestima. De otro modo puede producirse un efecto contrario, que confirme las dudas previas sobre la propia valía.

Un buen psicólogo aportará su capacidad técnica, y más allá, una actitud de respeto, apoyo emocional, y compromiso con el bienestar de su paciente, lo que no está lejos del amor.

Publicado por África y Francisco Fuentes

Aún no hay ningún comentario, añade el tuyo abajo.

t Twitter f Facebook g Google+